LOS MALOS DE LIBRO OCUPARON SALAMANCA

Algo tienen los malos de libro que enamoran. La creación colectiva de totems de la mano de Ana Pez y Cinta Arribas en la Feria del Libro de Salamanca generó el debate entre los participantes. Muchos coincidieron en que los malos son personajes menos planos que los tradicionales buenos, con más aristas y, por ello, más humanos.

De las cabezas de los participantes surgieron un buen puñado, desde clásicos como el Lobo Feroz y la madrastra de Blancanieves a contemporáneos como el Lord Voldemort de Harry Potter. En el temible listado también se colaron antagonistas del mundo del cómic y el videojuego. Todos ellos acabaron plantados temporalmente en la Plaza mayor para encontrar su hogar posterior en la Biblioteca Torrente Ballester.